Documento del Mes de Junio 2018 en Isla Cristina “Blas Infante, Padre de la Patria Andaluza”

Archivo Municipal de Isla Cristina, Leg. 1348, Escritura Pública otorgada ante el Notario D. Blas Infante Pérez, 1929.

La presencia en nuestra ciudad de Blas Infante, Padre de la Patria Andaluza, se remonta a 1921, cuando acude a la misma para impartir una conferencia, aunque no será hasta 1922 cuando permute su notaría de Cantillana, en la provincia de Sevilla, por la de Isla Cristina, permaneciendo en la misma hasta 1931.

Esta figura conecta la historia de Andalucía de manera plena con Isla Cristina, siendo, en cierto modo paralela, a la conexión que la figura de Roque Barcia nos aporta a la historia de España.

Una vez superados los tópicos de que don Blas llegó a nuestra ciudad exiliado por el golpe de Estado del general Primo de Rivera, y que marcha de la misma tras proclamarse la Segunda República (La Higuerita nos anuncia su partida antes de las elecciones de abril de 1931), hay que replantear su presencia entre los isleños, una etapa donde además de ejercer su profesión, de la que traemos una muestra en este documento, fue muy fructífera en lo personal, en sus producción literaria, y en la que realiza sus grandes viajes.

Desde Isla Cristina partirá en 1924 hacia Agmat, en Marruecos, buscando la tumba del rey Al Mutamid, el último rey de la gran taifa de Sevilla; también, justo hace ahora noventa años, visitó Silves, la ciudad natal del monarca, intentando hacer un homenaje que finalmente se vio truncado. Además, teniendo a Isla Cristina como base, intensificó sus contactos con los nacionalistas gallegos, a los que llegó a visitar.

Mientras que otras poblaciones vinculadas a la figura de Blas Infante han sido bien estudiadas como parte de su biografía, la década que prácticamente vivió en Isla Cristina ha pasado muy por encima, debido quizás a la periferia que en la propia biografía del personaje, hecho que merece una revisión profunda y, como muestra, la documentación, fotografías, etc., que de su paso por Isla Cristina se conserva en muchos de nuestros hogares y que forman parte del patrimonio documental e histórico de todos como colectividad.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.